Cuando ya tienen alrededor de 6 meses y se tienen sentados, es el momento ideal para hacerles una sesión de bebé. Es una etapa muy graciosa que merece ser fotografiada.

Aunque hay algunas mamás que no se quieren perder ni un momento de sus vidas y desde su sesión de recién nacidos, cada ciertos meses les  hacen sesiones de seguimiento.