Un añito no se cumple todos los días.

El primer año en la vida de un niño es muy especial, un vez leí que las días pasaban lentos, pero los meses rápido. Y es verdad que a ratos se  hace duro, pero a la vez ellos crecen tan rápido, cambian tanto en tan poco tiempo, que yo no podía evitar hacerle fotos a mi hija casi todos los días, quería atrapar el tiempo y no se me ocurría forma mejor.

Así que cuando una mamá toma la decisión de hacerle una sesión de fotos a su hija cuando cumple un año,  pienso ole, ole, ole.

Y a mí, que me gusta organizar un sarao, yo encantada. Normalmente le pido a la madre que me mande las fotos de la ropita que quiere ponerle y en función de eso pienso en los decorados. En este caso eran dos vestidos, más lo que yo tenía preparado, así que la peque tuvo tres escenarios distintos, que esto es un quitar y poner y hasta le dió tiempo de echarse una siestecilla.

 

 

Y no puedo evitar ponerle mucho cariño a las entregas de las sesiones de fotos. La mamá escogió una cajita de madera blanca de la que yo  estoy enamorada y con un pen de madera con mi logo. In love total!!!

Si quieres guardar un recuerdo tan especial, ya sabes donde estoy.

¨Sesiones fotografía ¨ cumplimos un año¨ en Cartagena¨

2 comentarios

  1. Mailee
    29 mayo, 2017

    Un encanto de mujer, muy detallista con lo más mínimo y muy Atenta por todo, nunca me han tratado asi en ningun reportaje de tantos que les he hecho a mis hijos,sin palabras…..

    Responder
    • Yolanda
      29 mayo, 2017

      Muchas gracias Mai, tú también eres un encanto y ha sido todo un placer trabajar con vosotras. Un besito

      Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *